hasta cuándo con las cochinadas en este país

Más encima, se debe empezar a reciclar gente. Cómo es posible, ya que existe tanta basura de donde elegir, que uno tenga que enfrentarse a la peor de las basuras: el hombre inconciente. Mejor dicho, los hombres inconcientes, el lumpen. Salieron de su escondite, se instalaron en las calles, lanzaron bombas molotov, destruyeron los espacios urbanos, gritaron en nombre de no se sabe quién (si es que gritaron algún tipo de consigna. No creo que les alcance el cerebro para eso), dispararon, mataron a un hombre (¿qué importa que ese hombre haya sido carabinero?), se burlaron nuevamente de todos los que reposada y pacíficamente conmemoran una fecha como ésta sin ánimo de ofender ni dañar a otros por los tropiezos de la dictadura del pasado (la dictadura es otro tipo de basura: ideológica).
Y todo acabó con noticias en la televisión, los diarios, las radios. Este país no continúa en la normalidad. Más basura acumulada en el patio debe llevar a pensar si lo que se tiene es verdaderamente valioso. Lo que se ha perdido - tranquilidad, respeto, tolerancia- no se puede recuperar. Es el olvido en un vertedero porque es preferible deshacerse de la basura. Personalmente me desharía de todos los que no son un aporte al país. Aunque, lamentable, no es así.
el mono político